96 686 47 27 - 609 668 846 info@fisionatura.com
Seleccionar página

Carolina Estévez Gilsanz: Carol

Fisioterapeuta

  • Graduada en Fisioterapia.
  • Técnica superior en animación y actividades físico deportivas (TSAAFD).
  • Entrenadora Nacional de Balonmano.

Formación complementaria:

  1. Curso de acupuntura clínica para fisioterapeutas.
  2. Curso de ecografía musculo-esquelética.
  3. Curso monográfico de hombro.
  4. Curso de valoración y tratamiento de la articulación temporomandibular (ATM).
Años en Fisionatura:

En Fisionatura llevo desde Junio de 2016, hasta ahora. En la universidad había una beca, tenía que elegir el centro donde quería desempeñar las prácticas. Yo elegí Fisionatura, sabía que quería trabajar aquí y aquí estoy. Soy Gallega, este es mi sexto año en la provincia de Alicante. Por esta zona llevo 2, desde el año 2015, y desde que llegué aquí todo el mundo me hablaba maravillas de Fisionatura. Había que probar 😉 Nacho me dio la oportunidad de entrar, de formar parte del equipo, formarme y seguir creciendo, así que aquí estoy.

Para mí Fisionatura es:

Es mi segunda casa prácticamente, llevo aquí más de año y medio y siento que cualquiera de las personas estarían conmigo en cualquier momento, que somos una piña y nos ayudamos entre todos, siento que somos un equipo. La verdad es que trabajar así da gusto, ojalá todo el mundo en su propio trabajo tuviera el buen rollo que hay aquí, se reducirían muchos problemas de estrés.

Hobbyes / Pasiones:

Me encanta el deporte, sobre todo el balonmano, soy entrenadora nacional y jugadora (de momento, hasta que el cuerpo aguante), llevo metida en este mundillo desde los 7 años, pero antes ya estaba relacionada, me viene en la sangre, por mi familia. Me gusta hacer cualquier tipo de actividad, sobre todo ejercicio. Cuando era pequeña probé todos los deportes que pude (patinaje, gimnasia rítmica, fútbol, baloncesto, tenis, natación…). Es necesario moverte y estar activa, es lo que da vitalidad, al fin y al cabo lo importante es la vida de los años, no los años de la vida. Démosle calidad a nuestro día a día.

Me encantaría que los días tuviesen 24 horas más para que me de tiempo a hacer todo lo que quiero. Si alguien me pone un reto voy a por él hasta el final, si me gusta el reto, claro. Creo que soy bastante ambiciosa y no me suelo conformar, eso hace que esté siempre buscando la forma de cambiar algo, de hacer que algo vaya a más o sea mejor. Otra cosa que me gusta mucho  es aprender, pero no algo en concreto, si no aprender, sin más,  lo que sea. Un café con una persona que te cuente experiencias, que te haga ver otra perspectiva de la vida o de cualquier problema vale más que 10 horas de estudio delante de un libro.

 

Mi trabajo:

Lógicamente, cuando te metes a estudiar algo así es por vocación, no puedes estudiar esto ni con el objetivo de sacar dinero, ni algo donde no te vayas a esforzar mucho o tengas tu puesto de trabajo y ya. Yo creo que al principio de la carrera o cuando estás planteándote hacerla o no, si eso será lo tuyo o no, no sabes lo que te espera, quizá sea uno de los trabajos más exigentes tanto a nivel físico como psíquico, tienes que estar pensando en todo momento qué preguntar, cómo hacerlo, qué hacer, cómo… No es la cosa más difícil del mundo pero creo que tampoco te preparan para lo que es la realidad.

La verdad es que lo mejor del trabajo es la satisfacción de la persona que tratas, el cómo se va, el poder haber solucionado un problema o parte de uno en una sesión o en las que se necesiten. El saber que estás haciendo algo para ayudar a mejorar a esa persona. Ojalá sea capaz de que cada persona que viene a tratarse se vaya satisfecho, con la sensación de que algo cambió en su organismo y va a ser para bien.

Además de eso y en palabras un poco más técnicas me gustaría especializarme aún más en los problemas de la articulación temporomandibular y poder tratar todo lo que abarca el tema de la ATM, cervical, mareos, bruxismo, vértigos, tinnitus, dolores de cabeza… Nacho siempre me dice que hago Magia cuando trato a una persona (sobre todo boca arriba), pues… ¡hagamos magia!

 

Si tuvieras el poder de cambiar algo en el mundo, ¿Cuál sería el primer cambio que harías?

Creo que los cambios que haría serían muchos. Sobre todo las diferencias entre unos y otros, las clases sociales, tener las diferencias culturales como algo que nos enfrenta en vez de algo que nos enriquezca. El respeto por algo y por alguien… Había una frase que mi madre me repetía siempre cuando era pequeñita, sobre todo cuando nació mi hermano, me imagino que yo era una de esas hermanas mayores que se ponen celosas. En aquel entonces no lo entendía pero ahora creo que es una frase que se debería  aplicar cada uno siempre: “La libertad de uno mismo acaba cuando empieza la de los demás”. Es algo que deberíamos tener presente y no sólo respecto a la libertad, si no a los derechos, al respeto… Si hay algo que vas a hacer que molesta a alguien deberías pensártelo dos veces antes de hacerlo. Y si eso estuviera claro y pensáramos un poco en las consecuencias de cualquier acción nuestra a título individual creo que más de uno cambiaría su forma de actuar.

Creo que todo esto debería cambiarse a través de la educación. Es la base de cualquier sociedad: cómo y qué enseñes a los niños, a esa población que será el futuro, es básico. Cambiaría las asignaturas, la forma de enseñar, los valores que hay hoy en día… Eso deberían de verlo las personas que son responsables de ese cambio. Si la sociedad actual cambia, ¿por qué la enseñanza está basada en métodos tan anticuados (en un copia y pega)? Es algo que debería cambiar ya que no creo que muestre todas las cualidades de una persona y hay muchas de ellas que dejan de luchar y perseguir su sueño por “malas notas” o no creerse capaz de conseguir lo que quieren.

Síguenos en las redes sociales

Visita nuestro Blog

fisionatura.physio