Seleccionar página

A pesar de avanzar a pasos agigantados entre las terapias más eficaces a la hora de resolver las disfunciones de las que vamos a hablar, la fisioterapia de suelo pélvico necesita darse a conocer al gran público. Todos debemos conocer todo lo que esta disciplina terapéutica puede hacer por nosotros.

¿QUIÉN NECESITA LA FISIOTERAPIA DE SUELO PÉLVICO?

La fisioterapia pelviperineal, como también se la conoce, es una especialidad que permite evaluar y tratar disfunciones relacionadas o que afectan al suelo pélvico y a la esfera sexual, sobre todo en mujeres que han dado a luz y en la menopausia y en hombre después de la cirugía de próstata.

Pero no debemos limitarnos a este espectro. Llegados a este punto, necesitas responder a estas preguntas:

  • ¿Tienes pérdidas de orina en tu vida diaria?
  • ¿Has sido mamá recientemente y sientes que en tu zona perineal algo no va como antes?
  • ¿Eres incapaz de controlar los gases cuando estornudas o toses?
  • ¿Quieres empezar a hacer ejercicio físico sin dañarte la zona perineal?
  • ¿Tus relaciones sexuales son dolorosas o sientes que no son placenteras?
  • ¿Tus menstruaciones son muy dolorosas?
  • ¿Tras el parto presentas diástasis abdominal y flacidez?
  • Si te encuentras en alguno de estos casos no dudes en pedir cita para una revisión de fisioterapia especializada en suelo pélvico.

IDENTIFICA EL PROBLEMA

En la actualidad existen numerosas mujeres a las que durante una crisis de tos o estornudos se les escapa el pipí, los gases o ambos. Este problema afecta en mayor o menor grado a la vida diaria de la mujer. Al tratarse de un tema incómodo, se considera que aún existen muchos prejuicios al hablar de este tema, por lo que estos casos son detectados principalmente en la consulta de ginecología. Otras veces, sin llegar a sentir estos síntomas, la paciente cuenta que no siente el mismo placer al tener relaciones sexuales con penetración, por disminución de la sensibilidad o incluso que ésta es dolorosa.

¿QUÉ LE PASA A TU CUERPO?

El factor más importante que produce estos síntomas es la DEBILIDAD DEL SUELO PÉLVICO tras un parto natural, en el que la musculatura del suelo pélvico sufre un traumatismo tras el paso del bebé por el canal del parto, modificando la tensión y estado normal de los tejidos que se encuentran en la zona inferior de la pelvis, encargados principalmente de sostener las vísceras (vejiga, útero y recto) y cerrar los esfínteres para contener la orina, heces y gases. Otros factores que pueden favorecer esta debilidad son la práctica de algunos deportes de impacto, deportes de montar, etc.

OTRAS DISFUNCIONES

Además de la debilidad del suelo pélvico, que es la disfunción más característica de esta área, existen otras disfunciones que pueden afectar a la vida de las pacientes y que muchas no son capaces de hablarlo con nadie, sintiéndose incomprendidas y hartas de exploraciones y tratamientos farmacológicos que pretenden tratar el síntoma y no el origen del problema, haciendo que no encuentre la solución. Hablamos del DOLOR durante el acto sexual, así como síntomas asociados a éste, como la DISMINUCIÓN DE LA LÍBIDO, SEQUEDAD VAGINAL, DISMINUCIÓN DE LA SENSACIÓN PLACENTERA Y QUEMAZÓN.

También las MENSTRUACIONES DOLOROSAS son algo muy común entre las mujeres fértiles y que se tienden a banalizar o tratar cómo algo “normal”, con tendencia a restarle la importancia que tiene para la mujer, llegando en ocasiones a incapacitar a la mujer a llevar a cabo las actividades del día a día.

Desde la fisioterapia, contamos con numerosas herramientas tanto de exploración como de tratamiento para llegar a conseguir un estado óptimo de estas estructuras.

¿EN QUÉ CONSISTEN LAS SESIONES DE TRATAMIENTO DE SUELO PÉLVICO?

Diagnóstico

En las pacientes con signos y síntomas de DEBILIDAD DE SUELO PÉLVICO, el fisioterapeuta realiza una exhaustiva exploración con la que detecta cuál es el tono muscular, la fuerza y la resistencia de los músculos del suelo pélvico. Además, mediante ecografía se ve cuál es el comportamiento de las vísceras y de los esfínteres ante aumentos de la presión intra abdominal al tener un episodio de tos, estornudos, risa, etc. Otro punto importante en el que se fijará el fisioterapeuta durante la exploración es en la postura para detectar posturas disfuncionales que repercuten negativamente sobre el suelo pélvico, y comportamiento de la musculatura abdominal durante la respiración. Además, durante la anamnesis el fisioterapeuta preguntará sobre ciertos hábitos cotidianos que pueden perjudicar esta musculatura.

En el caso de las pacientes con DOLOR se realizará una inspección mediante palpación y exploración visual de todos los músculos del periné, así como de las vísceras y musculatura abdomino-diagragmática. A nivel craneal también se van a explorar diferentes estructuras que pueden estar perpetuando el dolor.

Tratamiento

Se planifica de forma individual y personalizada mediante ejercicios que se explican durante la sesión y se pautan para que la paciente los pueda realizar en casa en base al estado que se encuentre en cada momento y ajustándolos en función de la mejoría obtenida en cada sesión. Además, la ecografía funcional nos va  a permitir trabajar en la consulta obteniendo una imagen en tiempo real que nos facilita un biofeedback de información visual de modo que la paciente pueda entender cuál es comportamiento de sus músculos y vísceras cada vez que realiza una contracción o un aumento de presión, con el fin de que esos músculos trabajen de la forma más eficaz posible y se automaticen ciertos reflejos que permitirán una buena contención del pipí, heces y aires ante un aumento de la presión.

Mediante el tratamiento también trabajaremos la postura de la paciente, la musculatura abdominal y corregiremos los hábitos cotidianos que interfirieren negativamente en el progreso de este tratamiento, para conseguir que se obtengan los objetivos planteados desde el inicio de las sesiones lo más rápido posible.

Además, la electroestimulación intra y extra cavitaria será una herramienta complementaria en algunos casos que se considere que puede ayudar a la paciente a conseguir los objetivos de una forma precoz.

En el caso de las pacientes con dolor, se emplearán técnicas de terapia manual, electroterapia, masaje y técnicas craneales. Además, el fisioterapeuta aconsejará sobre el uso de diferentes dispositivos que pueden complementar la terapia en la consulta desde casa.