96 686 47 27 - 609 668 846 info@fisionatura.com
Seleccionar página

Si hay una máxima dentro del mundo de la alimentación a día de hoy, es el hecho de tener en cuenta la importancia de un desayuno saludable. Y es que, como vamos a ver a continuación, el hecho de seguir unas pautas concretas puede hacer que afrontemos el día de un modo muy distinto al que lo haríamos si no las siguiéramos.

La importancia del desayuno

 

Las 3 claves de un desayuno saludable

A decir verdad, son muchos los estudios que sostienen que un desayuno óptimo, desde el punto de vista alimenticio, se debe sustentar en 5 pilares. Sin embargo, con el objetivo de ir a la esencia del mismo, vamos a hablar de las 3 claves que debemos seguir sin lugar a dudas.

  • En primer lugar, si tenemos en cuenta que el desayuno es la comida más importante del día ya que es el primer alimento que vamos a ingerir tras estar casi unas 10 horas sin haber ingerido nada, tenemos que tener en cuenta que, para tener un aporte principal de energía al levantarnos, los cereales son básicos. Unos cereales que podremos tomar en forma de pan, ya sea tostado o de molde, pero que también podremos tomar en forma de cereales procesador, en este caso sin abusar de los mismos por su alto contenido en azúcar.
  • El segundo pilar sobre el que debe sostenerse cualquier desayuno es la fruta. Ya sea en forma de zumo, a ser preferible natural, o bien en forma de pieza entera, la fruta debe ser uno de nuestros fijos. Y debe serlo por la gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que nos aportan. La mejor forma de tomar la fruta es licuada ya que se aprovecha al 100% toda la pieza de verdura, hortaliza o fruta. La licuadora que suelo usar es está  https://www.yodetiendas.com/comprar/exprimidor-licuador-taurus-liquajuice-400w-2-salidas-de-zumo-electrodomesticos-taurus-sl y hace unos zumos buenísimos y encima no hay que limpiarla :).
  • Por último, aunque no por ello menos importante, tenemos los lácteos. Unos lácteos que pueden estar presente en un yogurt, a ser posible desnatado, o en forma de leche tradicional. Un alimento que nos va a ayudar a tener un desarrollo óseo realmente bueno algo que, es vital sobre todo para los más pequeños de la casa.

Dicho esto, ya solo resta echar a volar nuestra imaginación y probar con distintas combinaciones para que no todos los días se desayune lo mismo. De hecho, se pueden incluir otros alimentos de otros grupos, como puede ser embutidos y ocasionalmente bollería, para no caer en una monotonía que únicamente nos conduciría a una alimentación poco sana. Porque, aunque no lo pensemos, la variedad en los alimentos, es casi más importante que los alimentos en sí.

No olvidéis incluir zumo de fruta natural, es imprescindible para completar un buen desayuno.